Manifiesto por los derechos de las personas No Binarias.

Hoy, 14 de julio de 2020, las personas no binarias, que no encajamos dentro del binarismo de género y no cumplimos con la cisnormatividad, nos visibilizamos y damos un paso al frente en la lucha por nuestros derechos.

No somos hombres ni mujeres (al menos no totalmente) con una expresión de género fuera de lo normativo, nuestra vivencia de género es tan real como cualquier otra. No le debemos nada a nadie y es nuestra decisión hacer algún tipo de transición o no, de querer ser andrógines, femenines o masculines. No estamos aquí para cumplir estereotipos ni expectativas sociales, sino para vivir nuestras vidas desarrollando libremente nuestra identidad.

También exigimos nuestro derecho a ser reconocides por la ley, la sociedad y las instituciones públicas. Al derecho de todo el colectivo trans a que se nos reconozca nuestro nombre, pronombres e identidad de género como se le reconoce al resto de personas. A no tener que fingir ser hombre o mujer para poder tener acceso recursos sanitarios y legales reconocidos a las personas trans, ya limitados de por sí. A que ser no binarie esté reconocido al mismo nivel que ser hombre o mujer.

Hoy, las personas no binarias nos ponemos en primera fila de todo el colectivo trans y de las personas LGTBI+ que estamos en los márgenes. Porque nuestras intersecciones: orientación afectivo-sexual, identidad de género, expresión de género, clase, corporalidad, origen, capacidades, color de piel, etnia, lengua, cultura, religión, estado serológico, acento, edad, etc. Pueden acrecentar aún más la discriminación, el sexismo y la violencia que sufrimos a diario; en una sociedad que nos discrimina, oprime y violenta y que denunciamos: patriarcal, cisexista, monosexista y heterosexista, a la par que capitalista, capacitista, racista y colonialista.

La crisis sanitaria, económica y social de la Covid-19, ha agravado algunos problemas previamente ya existentes y evidenciado situaciones discriminatorias que, si antes del confinamiento ya eran muy preocupantes, ahora son ya absolutamente intolerables para la población LGTBI+, pero especialmente para las personas trans. Esta nueva crisis vuelve a clamar la necesidad de poner todas las vidas en el centro del sistema… Las personas no binarias ni siquiera formamos parte del imaginario colectivo, que a diferencia de mujeres y hombres, a nosotres ni se nos tiene en cuenta ni se nos espera. Estamos aquí para visibilizarnos, para reivindicar, para demostrar que el género no es estático ni inamovible y que no puede imponerse. Exigimos el derecho a la autodeterminación de género, el derecho a ser.

Hoy 14 de julio, con mucho orgullo, mucha lucha y mucha esperanza, alzamos juntes la voz, y exigimos la aprobación de leyes a nivel estatal que reconozcan nuestros derechos como personas trans (binarias y no binarias) y que nos proteja frente a la invisibilidad, la intolerancia y actos de odio que sufrimos.

“Las personas no binarias existimos y resistimos, nuestra identidad es válida y merecemos dignidad y respeto.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.