La Profilaxis Preexposición (PrEP) sigue sin ser accesible para muchas personas que la necesitan.

Más de un año y medio después de la decisión del Ministerio de Sanidad de financiar la Profilaxis Preexposición (PrEP) dentro del sistema sanitario sigue sin ser accesible para muchas personas que la necesitan. La implementación de esta estrategia de prevención combinada frente al VIH ha experimentado un progreso en España, a pesar de la complicada situación en la que se encuentra el país a causa de la pandemia por COVID-19. Sin embargo, sigue quedando mucho por hacer.

Esta estrategia, basada en la toma de dos fármacos antirretrovirales (Tenofovir disoproxil/Emtricitabina) en una pastilla al día, tiene una eficacia superior al 90% en la prevención de la transmisión del VIH. La PrEP se incluyó en el Sistema Nacional de Salud en octubre de 2019, lo que permite la prescripción del fármaco a hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (GBHSH), personas transexuales y mujeres trabajadoras sexuales con un riesgo elevado de infección por VIH.

Desde entonces, han sido las comunidades autónomas las encargadas de implementar esta herramienta en sus territorios, ya sea en hospitales, centros de Infección de Transmisión Sexual (ITS) o comunitarios. “Desafortunadamente, en el Día Europeo de la Salud Sexual, que se celebra este 14 de febrero, la situación en cuanto a la implementación de esta estrategia es bastante desigual a nivel estatal, señala Ramón Espacio, presidente de la Coordinadora Estatal de VIH/SIDA (CESIDA).  “Mientras que algunas CCAA ya tienen programas de PrEP en centros sanitarios, otras, como Canarias, Baleares, Asturias, y Castilla-La Mancha, no los han iniciado”, explica.

En el caso de la Comunidad de Madrid, donde se registran alrededor de mil diagnósticos de VIH anuales, lo que supone el 25% de toda España, las autoridades sanitarias tan solo han autorizado la prescripción de la PrEP en el Centro de ITS Sandoval. A pesar de que algunos hospitales han manifestado su disposición a poner en marcha programas de PrEP, interés que ha sido trasladado a la Consejería de Sanidad, esta situación sigue sin repuesta.

“Además, muchos de los centros de PrEP denuncian escasez de recursos. Solo se ha aportado financiación para la compra del fármaco. Hay que tener en cuenta que no basta con la toma del medicamento, sino que la estrategia incluye el diagnóstico, correcto seguimiento y asesoramiento para la prevención de otras ITS”, indica Ferran Pujol, director de BCN Checkpoint. Barcelona es la ciudad donde hay un mayor acceso a los programas de PrEP, aunque también de forma desigual. Así, mientras algunos centros referentes para la comunidad LGTBIQ están saturados, como BCN PrEP Point o Drassanes, en otros centros hospitalarios autorizados no se está prescribiendo.

“Todo esto se traduce en listas de espera de varios meses. En Andalucía, las listas de espera pueden alcanzar los 5 meses y se estima que solo un tercio de las personas con criterios de PrEP e interesadas en usarla ha conseguido acceder a la PrEP”, denuncia Rubén Mora, coordinador del Grupo de Salud integral de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB).

El acceso a las PrEP de las personas que lo necesitan, además, plantea también otro problema. Mientras que algunas CCAA permiten el acceso directo a los servicios hospitalarios que la prescriben, en otras se requiere de una derivación desde Atención Primaria, que no está autorizada para prescribir PrEP debido a que los antirretrovirales tienen que ser dispensados bajo la supervisión de servicios de Farmacia Hospitalaria.  José A. Pérez Molina, miembro de la Junta Ejecutiva de la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (SEISIDA), apunta que “este paso añadido supone una mayor dificultad en el acceso, debido a la saturación de la Atención Primaria en estos momentos y al desconocimiento por parte de algunos profesionales de la existencia de los programas de PrEP”.

Además, la pandemia de COVID-19 ha agravado el problema de las listas de espera. “Hay personas que no han podido acudir a sus citas médicas por estar en cuarentena y han sido excluidas del programa. Por lo tanto, han tenido que interrumpir su tratamiento y volver a empezar el proceso desde el principio”, señala Alejandro Bertó, gerente de Adhara/ Sevilla Checkpoint.

La actual situación pandémica está teniendo un gran impacto en la atención a la salud sexual de la población y ha retrasado la implementación de la PrEP en la mayoría de las CCAA.  Transcurrido un año desde el inicio de la pandemia, desde las entidades comunitarias y las sociedades científicas se considera que es urgente retomar los programas de implementación de la PrEP dotándolos con los recursos necesarios y ponerlos en marcha en aquellas CCAA donde no se han iniciado.

Según señala Concha Amador, presidenta de SEISIDA, “relegar la respuesta al VIH podría suponer un incremento de nuevos casos y agravar los problemas sanitarios y sociales que sufre nuestra sociedad. Por tanto, es fundamental que las autoridades sanitarias sean proactivas en la respuesta”.

Autoría del artículo: CESIDA, FELGTB, BCN Chekpoint, Adhara/Sevilla Checkpoint, Apoyo Positivo, gTt-VIH, SEISIDA.

Deja un comentario