FELGTB y Diversas denuncian que las parejas de mujeres siguen sufriendo discriminaciones al filiar a sus descendientes aun estando casadas.

Tanto la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), como Diversas denuncian que las parejas de mujeres siguen sufriendo discriminación a la hora de filiar a sus descendientes aun después de haber contraído matrimonio. Así se desprende de una nueva investigación de FELGTB, realizada con una muestra de 190 mujeres lesbianas, bisexuales y trans, de las que una veintena de ellas ha denunciado discriminación en el Registro Civil a pesar de estar casadas. 

En este sentido, la vocal de Feminismos de FELGTB, Mar Ortega, denuncia que las parejas de mujeres sufren discriminación legislativa a la hora de filiar a sus descendientes puesto que solo lo pueden hacer en igualdad de condiciones al resto de la población si se casan antes del nacimiento del bebé. Si la pareja no está casada, la no gestante, se ve obligada a adoptar a su propio hijo. “Esto es intolerable ya que muchas parejas se ven forzadas a contraer matrimonio solo para poder filiar a sus menores pero la discriminación, además, no termina ahí”, explica Ortega.

“También se obliga a las dos madres a presentarse físicamente en los registros, cosa que no sucede con las parejas formadas por un hombre y una mujer. En las parejas mixtas se presupone la paternidad del padre automáticamente, sin acreditar ningún tipo de documento o prueba, cosa que no sucede si tu pareja es otra mujer. Esto provoca que la madre gestante tenga que acudir al registro inmediatamente tras dar a luz, aunque le hayan hecho una cesárea o el parto fuera complicado. Además, se nos pide documentación que no se les pide a las parejas mixtas como los certificados de la clínica de reproducción asistida”, relata.

Y es que, esta investigación cualitativa también demuestra que muchos registros aún desconocen la ley vigente por la que dos mujeres pueden ser registradas como madres si son matrimonio y revela que más de una decena de las mujeres entrevistadas ha tenido que solicitar más de un libro de familia para el mismo núcleo familiar debido a supuestos problemas burocráticos.

“En el hospital público no me reconocían como madre”; “no pudimos reconocernos como dos madres por no estar casadas”; “en el registro nos pidieron estar las dos y tuve que volver con mi mujer a la que le acaban de hacer una cesárea”; “no pudimos registrar a nuestra hija en el hospital como el resto de parejas” o “en el registro discutimos con quien nos atendió porque no quería registrarnos a las dos como madres”, son algunos de los testimonios más recurrentes entre las respuestas recogidas  por la investigación de FELGTB en relación a las barreras para la filiación que encuentran las parejas de mujeres.

Las mujeres LTB se suman a las reivindicaciones del 8M

Las mujeres LTB de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales se suman en este 8 de marzo de 2021, año que FELGTB ha dedicado a Feminismos, Igualdad y Derechos Humanos, a todas las reivindicaciones expuestas por el movimiento feminista para denunciar la violencia estructural que sufren todas las mujeres y para condenar la violencia machista.

Así, la coordinadora del año temático de FELGTB, Niurka Giabaja, evidencia que “las mujeres sufrimos discriminaciones en todos los ámbitos de nuestra vida, ya sea en el hogar, en el mundo laboral, en la familia, en las instituciones, a nivel legislativo o en la ocupación de los espacios públicos”. “Exigimos el cese de estas violencias y recordamos que hemos sido las mujeres quienes hemos estado y estamos en la primera línea de la pandemia. Representamos el 66% del personal sanitario y en el ámbito privado, aún asumimos la mayor parte del trabajo doméstico y el 70 % de las tareas de cuidados”, reclama. 

En este sentido, Gibaja denuncia que “la pandemia ha evidenciado y agravado las desigualdades y precariedades que el feminismo lleva años denunciando”. “Las mujeres sufrimos una desigualdad estructural y unas brechas que la crisis actual ha agudizado en muchos casos y que se multiplican en los hogares formados por dos mujeres. Exigimos que la respuesta a la Covid-19 se haga desde una perspectiva de género. Las mujeres hemos sido especialmente golpeadas por esta crisis y demandamos mayor respaldo ante la emergencia que ha supuesto la pandemia para las trabajadoras y las víctimas de violencia machista”, asevera.

Mujeres LTB y la doble discriminación

Además, las mujeres LTB denuncian la doble discriminación que sufren por su condición de mujeres y de personas LGTBI, a la que se le pueden sumar incluso otros factores de vulnerabilidad como la edad, la raza o el hecho de tener una discapacidad. “Las mujeres LTB hemos sido oprimidas no solo por el machismo y la misoginia, sino también por la LGTBIfobia, lo que nos hace más vulnerables a las discriminaciones”, explica la coordinadora del año temático de FELGTB.

“Las mujeres LTB somos víctimas de delitos de odio y de discriminación sanitaria, laboral y jurídica. Además, estamos menos empoderadas para denunciar. Según un informe de FELGTB publicado en 2018, entre un 60 y un 80% de los delitos de odio contra mujeres LTB no se denuncian”, recuerda.

Asimismo, Niurka Gibaja manifiesta que “las mujeres LTB sufrimos unos índices muy elevados de sexualización y cosificación, ya que somos concebidas por un amplio sector masculino como objetos sexuales susceptibles de satisfacer todas sus fantasías y un amplio porcentaje de mujeres trans, ante la negación del acceso al mercado laboral, tiene que recurrir al trabajo sexual”.  

Así, denuncia que “vemos nuestra sexualidad puesta siempre en tela de juicio, como si no fuera válida al no involucrar a un hombre y nuestra identidad de género constantemente cuestionada por salirse de los cánones impuestos por el patriarcado”. “Por eso, queremos visibilizar nuestra realidad para reivindicar nuestro derecho al reconocimiento social y el derecho de autodeterminación de las mujeres trans”, declara. 

Deja un comentario