Diversas impulsa mociones institucionales para reprobar al Obispo de Tenerife por su homofobia reincidente.

Mociones Institucionales web
  • La entidad ha enviado una propuesta de moción a todos los partidos representados en instituciones locales, insulares y autonómica para reprobar a Bernardo Álvarez por considerar la homosexualidad un pecado mortal.

La Asociación LGBTI* Diversas ha dado un paso más en la depuración de responsabilidades del Obispo de Tenerife ante las declaraciones homófobas pronunciadas en Televisión Canaria, señalando que la homosexualidad era un pecado mortal y comparándola con el alcoholismo.

En concreto, desde Diversas se han dirigido a todos los grupos políticos representados en el Parlamento de Canarias, Cabildo de Tenerife y ayuntamientos de la isla para solicitarles la presentación, debate y aprobación, si procede, de una moción institucional de reprobación del obispo por su conducta homófoba reincidente.

El texto de la moción remitida contiene como acuerdos la reprobación de Bernardo Álvarez, la condena rotunda por sus declaraciones homófobas, así como el compromiso de no invitar al obispo a ningún acto institucional que se celebre, como muestra de respeto y consideración al colectivo LGBTI*, además de trasladar la moción aprobada al obispado y a la Conferencia Episcopal.

El Presidente de Diversas, Sergio Siverio, ha indicado que “esperamos que esta moción se vaya presentando y aprobando de forma progresiva en las diversas instituciones del archipiélago y municipios de la isla, demostrando así con hechos la unanimidad política en el rechazo a las declaraciones homófobas reincidentes del obispo”.

“Las más de 50.000 firmas recogidas a través de la plataforma change.org exigiendo su cese inmediato deben contar con el necesario respaldo institucional y tener consecuencias para un obispo al que no le queda otra salida digna que dimitir o ser cesado de forma inmediata”, señaló con rotundidad Siverio.

Desde Diversas señalan que no aceptarán “otra disculpa que no pase por su dimisión o cese, ante el daño realizado al colectivo LGBTI*, y las instituciones no pueden seguir guardando silencio frente a la homofobia reincidente del obispo”.

Deja un comentario