El impacto del VIH en la sexualidad de las personas recién diagnosticadas

El VIH afecta significativamente la vivencia de la sexualidad de las personas que presentan el virus, impactando diversas dimensiones de su vida sexual y afectiva.

En cuanto a la sexualidad, el diagnóstico de VIH puede llevar a un torbellino de emociones, como son el miedo, la ansiedad, depresión o una baja autoestima. Estas emociones pueden tener un impacto directo en la sexualidad, ya que afectan directamente al deseo erótico, a la capacidad de disfrutar del sexo e, incluso, a la propia imagen corporal de la persona. Un estudio publicado en el “Journal of Sexual Medicine” encontró que las personas con VIH tienen tasas más altas de dificultades sexuales comparadas con la población general, lo que abarca problemas con el deseo sexual, la excitación, la intimidad o el propio orgasmo.

El estigma asociado al VIH sigue siendo un desafío significativo, de modo que afecta a la manera en que las personas con VIH se ven a sí mismas y son vistas por otros. Este estigma puede llevar a la discriminación, el aislamiento social y dificultades en las relaciones personales, lo que a su vez puede afectar negativamente la sexualidad. Según una encuesta realizada por UNAIDS, más del 50% de las personas con VIH han experimentado discriminación en sus relaciones sexuales debido a su estado serológico.

La necesidad de negociar prácticas sexuales seguras y comunicar el estado serológico a las parejas sexuales puede ser una fuente de ansiedad y estrés para las personas con VIH. Esto puede llevar a desarrollar conductas evitativas en cuanto al encuentro íntimo o a dificultades en la comunicación con las parejas sexuales. Un estudio en “AIDS Care” indicó que aproximadamente el 30% de las personas con VIH reportaron dificultades en la comunicación sobre prácticas seguras con sus parejas.

La falta de acceso a educación sexual integral y apoyo específico para personas con VIH puede limitar su capacidad para comprender y gestionar, de una forma más saludable, su sexualidad. Programas de educación y apoyo que aborden específicamente las necesidades de las personas con VIH son cruciales para mejorar su bienestar biopsicosocial.

En este sentido, desde Diversas contamos con un servicio de atención integral a las personas con VIH, sus parejas y entorno, donde brindamos acompañamiento socioeducativo y sexológico con el que poder ofrecer herramientas para la mejora de la calidad de vida de las personas que tienen la infección.  Puedes solicitar tu cita en el 644 53 53 30 o 623 42 43 48. Se trata de un servicio gratuito y confidencial, que se presta, tanto en formato presencial, como online para adaptarse a las necesidades de la población.

En definitiva, es fundamental abordar estos desafíos a través de un enfoque integral que incluya educación, apoyo socioeducativo, sexológico para erradicar el estigma asociado a la infección. Para ello, es crucial promover una visión holística de la sexualidad, que reconozca los derechos sexuales y reproductivos de las personas con VIH, es clave para mejorar su calidad de vida y bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos