5 estrategias para el cuidado de la salud sexual de las personas con vagina

La prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS) en personas con vagina es fundamental para proteger la salud sexual y reproductiva de las mujeres. Las ITS pueden causar una variedad de problemas de salud, como infecciones vaginales, enfermedades inflamatorias pélvicas, infertilidad, cáncer de cuello uterino y otras complicaciones graves, que debemos prevenir para cuidar nuestra salud sexual.

En este sentido, podemos emplear diferentes estrategias de autocuidado para que nuestra sexualidad se encuentre en un estado óptimo:

  • Métodos preventivos: esto significa el uso de métodos de barrera y otros métodos anticonceptivos, la comunicación abierta y honesta con la(s) pareja(s) sexual(es) y la realización de pruebas de detección de ITS de manera regular. Además, es importante la educación sexual, en relación con la anatomía y la fisiología sexual, para que puedan sentirse cómodas a la hora de expresar sus necesidades y deseos. Finalmente, también es importante estar informadas sobre los riesgos asociados con las prácticas sexuales de alto riesgo, como la penetración sin preservativo.
  • Pruebas de detección de ITS regulares: las personas con vagina suelen ser más propensas a contraer ITS debido a la anatomía de su sistema reproductivo y a la falta de acceso a la atención médica en algunos casos. Algunas infecciones pueden ser asintomáticas, lo que significa que pueden no saber que tienen una ITS y, por lo tanto, no buscar tratamiento. Las pruebas de detección precoz pueden detectar ITS y cuidar su salud sexual.
  • Conocer el propio cuerpo: hablamos de la comprensión y aceptación de la propia sexualidad, lo que incluye nuestra orientación sexual, identidad de género y las prácticas eróticas. Además, el autoconocimiento sexual puede ayudar a las personas a tomar decisiones informadas sobre su salud sexual y reproductiva, lo que incluye la prevención de las ITS y el uso de métodos anticonceptivos.
  • Vacunación: es importante para las personas con vagina, porque puede prevenir enfermedades como el cáncer de cuello uterino y la infección por el virus del papiloma humano (VPH). La vacunación contra el VPH se recomienda a las personas con vagina partir de los 14 años. En este sentido, es importante acudir a profesionales sanitarios que te puedan orientar y actualizar sobre el calendario vacunal de tu comunidad autónoma.
  • Mantener un ph vaginal saludable: La vagina tiene un pH ácido que ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias y hongos dañinos. Ciertos comportamientos, como el uso de duchas vaginales, pueden alterar el pH vaginal y aumentar el riesgo de infecciones. Es importante mantener una buena higiene vaginal y evitar el uso de productos perfumados o irritantes.
     
  • Educación sexual: es importante, ya que les permite tomar decisiones informadas sobre su salud sexual y reproductiva, de tal forma que la falta de educación sexual puede llevar a prácticas sexuales de riesgo, como tener relaciones sexuales sin protección, lo que puede ser un riesgo para la salud. Igualmente, puede ayudar a las personas con vagina a comprender su propio cuerpo, sentirse más y tener un mayor bienestar emocional.  

En definitiva, la prevención de ITS en personas con vagina se puede lograr a través de una combinación de prácticas seguras de relaciones sexuales, detección temprana, educación, comunicación con la pareja sexual. Si quieres asesoramiento gratuito y confidencial para mejorar tu salud sexual o sexualidad, puedes escribirnos por WhatsApp al 644 575 330 o al 633 81 36 24.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos

Diversas

I de Estados Intersexuales

La intersexualidad abarca una gama diversa de condiciones en las que una persona nace con variaciones en las características sexuales, como genitales, gónadas, hormonas o

Read More ➭